Sabemos que Álex González además de guapo es de lo más simpático, pero lo que no sabíamos hasta ahora es que también es buen enfermo. Sí, sí, así lo ha demostrado él mismo a través de su cuenta de Instagram.

Recientemente el guapo actor tuvo que pasar por quirófano para ser operado, por segunda vez en menos de un año, de menisco.

Pero esta operación no ha hecho que Álex pierda el humor ni mucho menos, el actor se siente muy fuerte e incluso ha prometido que próximamente bailará break dance.