Ana Fernández y su perrita en Málaga

Los últimos meses no han sido fáciles para Ana Fernández. Después del fallecimiento de su novio, Santi Trancho,  en un accidente de tráfico, la actriz ha vivido sus horas más bajas. A pesar de todo, siempre ha contado con el apoyo incondicional de su familia, amigos y compañeros de trabajo, quienes le han demostrado lo mucho que la quieren.

Además, Ana cuenta con el apoyo incondicional de su perrita Oli, que se ha convertido en su mejor compañera de viaje. Y es que parece que la sensibilidad y fidelidad de este animal ha ayudado a la joven actriz a reponerse poco a poco de su pérdida.

Por este motivo, la intérprete no ha dudado en llevarse con ella a su mascota a todos los lugares que ha visitado este verano. A través de las instantáneas que la actriz ha publicado en su Instagram hemos podido ver lo bien que ambas se lo han pasado en las playas de Málaga.