Seguramente cuando Nuria Fergó publicó este selfie en Instagram en ningún momento se imaginó que su foto generaría tal revuelo, una foto de lo más natural donde la cantante posa en ropa interior y sin maquillaje frente al espejo.

"Aquí,probándome otro regalito de los Reyes Magos! Han acertado con la talla. Lista para grabar un anuncio...", escribía Fergó junto a la instantánea. Hasta aquí todo normal, el problema se desató cuando alguno de sus seguidores comenzaron a criticar a la cantante por posar así en Instagram, en bragas y sujetador.

Tales fueron los comentarios negativos que recibió la cantante, que Fergó ha decidido grabarse en vídeo y publicar varios Stories donde se defiende y muestra su sorpresa por todas las críticas recibidas: "Es la foto que más likes tiene, no sé si son 13.000 y mil comentarios... es que no lo entiendo, más que nada porque estamos hartos de ver anuncios, chicos, chicas, ropa interior... si es que no es nada. ¡Es carne, señores! En la playa hacemos lo mismo".