Paula Echevarría y Miguel Torres han vuelto a verse de nuevo en Madrid. Pero en esta ocasión, en vez de acudir a un hotel para pasar unas horas juntos, se han alojado en un apartamento donde han estado tres días.

Así lo ha afirmado el periodista Antonio Rossi, que resalta que, aunque han tratado de ser más discretos, sus movimientos son mirados con lupa. Aun así, sorprende el hecho de que la actriz se exponga así a los papparazi, ya que cuando quiere sabe cómo evitarlos, lo que sería una prueba definitiva de que lo que quiere es que su nueva relación se vaya normalizando.

La pareja habría pasado un finde largo en mutua compañía ya que, según asegura Rossi, estuvieron juntos sábado, domingo y lunes. Eso sí, el futbolista regresará a Madrid la próxima semana ya que su equipo, el Málaga, se enfrenta contra el Leganés. ¿Veremos a la asturiana en las gradas del campo?