Después de que Mario Casas fuese fotografiado la semana pasada besándose con una misteriosa morena, los rumores sobre una posible relación con Blanca Suárez desaparecieron de un plumazo.

Pero parece que la cosa no termina aquí, y es que para sorpresa de todos, Blanca y Mario han protagonizado una nueva e inesperada cita.

La pareja de actores disfrutó de una comida en el Asador Siboney, en Arévalo, Ávila. Fue el propio cocinero del restaurante quien compartió esta sorprendente visita a través de sus redes sociales.

¿Confirma esta imagen que entre Blanca y Mario hay algo más que amistad o simplemente fue una comida de amigos? ¡Qué intriga!