Lydia Bosch ha sorprendido durante su última reaparición, y es que la actriz tiene nueva cara. No hay más que comparar las fotos de unos años atrás a las actuales para darnos cuenta de que se ha hecho algún retoque.

Lydia Bosch | Gtres

Aunque en el pasado Lydia había asegurado que ella no pasaría por quirófano por motivos estéticos, aunque respetaría a quién lo hiciese, ahora parece que ha cambiado de opinión. Sobre todo, en lo que a un relleno de pómulos se refiere.

Sea como sea, a sus 54 años la actriz está estupenda y muestra de ello son también las imágenes que ella misma comparte en sus redes sociales, sobre todo junto a su hija, Andrea Molina, con la que tiene mucha complicidad.