Nieves Álvarez ha decidido acallar la gran polémica que se ha formado en torno al error que cometió en Eurovisión. La presentadora era la encargada de dar los puntos de España en el festival, pero a la hora de conectar en directo y saludar a la audiencia, tuvo un pequeño lapsus a la hora de nombrar el lugar en el que se encontraba, la Alhambra de Granada. En vez de ello terminó diciendo: "Buenas noches, Tel Aviv. Good evening, Europe from de, from Granada of la Alhambra", lo que desató toda una oleada de comentarios maliciosos y criticas al respecto.

Es por ello que la modelo ha sentido la necesidad de aclarar la situación, así hablaba con los medios durante una fiesta organizada por Vogue este jueves en Madrid: "De pronto vamos a descubrir que soy la única persona en el mundo que se confunde y tiene un lapsus, son los nervios del directo y qué presentadora en televisión, qué ser humano en el mundo no ha tenido alguna vez un lapsus", ha afirmado tajante.

"Tengo un montón de fallos, en siete años en la tele, haciendo directos, nunca he tenido un lapsus y en esos momentos del directo en el que te dicen que tienes que decir determinada información, de pronto, te equivocas. Hay muchas cosas que la gente desde fuera no ve y los que estamos ahí dentro tenemos mucha más tensión de lo que parece", proseguía la modelo.

Sin duda, los nervios pueden traicionar a cualquiera y la tensión del momento no jugaba a su favor.