Nacho Vidal fue el protagonista hace unos meses de un vídeo que se convirtió en viral en el que pedía que “le eches huevos a la vida”. Un vídeo en el que colaboró con Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales, y ahora sabemos el principal motivo de porqué colaboró en esta campaña.

Y es que el actor porno ha confesado en una entrevista de televisión que su hijo Nacho de nueve años es transexual: “Mi hijo Nacho ahora se llama Violeta”. Y confesó: “Al principio pensaba que mi hijo era marica y le dije que no pasaba nada, pero después de escuchar lo que ocurría me di cuenta que nata tenía que ver con ser homosexual, sino con sentirse perteneciente a otro género diferente al que había nacido”.

Vidal quiso explicar su historia y donar el dinero conseguido por la entrevista para la asociación con la que se ha volcado en favor de su hijo.

Nacho asegura que su hija Violeta es muy madura: “Tiene responsabilidad y una lucha que no debería de existir para una niña de 9 años”. Además, asegura que no tiene problemas en el colegio, pero sí hay otros muchos problemas a los que tiene que enfrentarse diariamente: La primera barrera es el nombre porque en los documentos ella aparece como Ignacio Puerta González, pero ella es una niña por dentro y por fuera. Eso como padre duele. Algo tan sencillo como es cambiar el nombre al niño me causó problemas en un juzgado, en el que el juez me dio la razón pero la fiscal se opuso al cambio de nombre”.