Margarita Seisdedos se convirtió en una fiel defensora de su hija Yurena, entonces conocida como Tamara, en los platós de televisión. No hay había aparición pública de la artista en la que no fuera acompañada por su madre, que se hizo muy popular por llevar un ladrillo en el bolso para defenderse de los paparazzi.

El éxito en el 2000 de 'No cambié', el tema archiconocido de la cantante, así como sus polémicas con el vidente Paco Porras, del que llegó a asegurar estar embarazada, catapultaron a Yurena y a su madre como rostros conocidos del famoseo 'cañí' que proliferó en aquella época.

Recientemente Yurena volvía a reaparecer en televisión en diferentes realities, pero su madre ya no la acompañaba y es que la cantante revelaba que llevaba años luchando contra el alzhéimer y el párkinson. De hecho hace unas semanas rogaba a sus seguidores que pidieran por su progenitora ya que no se encontraba nada bien.

Ahora la propia artista ha sido la que ha comunicado la triste noticia del fallecimiento de su madre a través de las redes sociales, donde ha dejado unas preciosas palabras de despedida en las que agradece infinitamente a Margarita todo lo que ha hecho por ella a lo largo de toda su vida.