¡No hay otra como Ágatha Ruiz de la Prada! Si ya con sus diseños ella demuestra que nada tiene que ver al resto de la gente, con esto último, la diseñadora nos deja claro que es de lo más original y perspicaz.

Tal y como recoge la revista ¡Hola!, Ágatha acudió esta semana a los juzgados de Madrid para firmar el divorcio con Pedro J. Ramírez tapada con un burka en color azul.

Una decisión que tomó, como ella misma confiesa, para evitar ver la cara del que ya es su exmarido tras 30 años de matrimonio.