Irene Rosales está atravesando uno de los peores momentos de su vida. Su madre, a la que estaba muy unida y con la que tenía una relación muy especial, fallecía con solo 58 años después de una dura enfermedad.

Acompañada por su padre, quien sufre un cáncer cerebral desde hace varios años, y sus cuatro hermanos, la sevillana se despidió de su madre en una misa en la iglesia de Santiago. La joven estuvo rodeada y arropada, además, por todos sus seres queridos y, por supuesto, por su marido Kiko Rivera, quien está siendo uno de sus mayores apoyos. El DJ no se ha separado de su mujer y pudimos verle muy afectado en el tanatorio, al que acudió junto a su madre Isabel Pantoja. Sin embargo, ha sido la tonadillera la ausencia más notable en este momento tan íntimo.

Isabel Pantoja, quien ya ha manifestado en más de una ocasión la buena relación que tiene con su nuera, se ha quedado cuidando de sus nietas, Ana y Carlota, y de uno de los sobrinos de Irene Rosales en estos momentos tan difíciles.

...

Seguro que te interesa...

Irene Rosales se despide de su madre con un emotivo mensaje y una significativa foto de su día más especial