La que fuese jurado de 'Tu Cara me Suena', Mónica Naranjo, y su representante, Óscar Tarruella, han decidido darle fin a sus 15 años de matrimonio. Una separación que se esperaba que fuera en todos los sentidos, pero que solo afectará a lo personal. Y es que Mónica y Óscar han revelado que: "En cuanto a lo laboral, seguiremos trabajando juntos, como venimos haciendo desde hace tantos años".

Al parecer, la decisión ha sido meditada y de mutuo acuerdo porque según los protagonistas ha sido "tomada desde el cariño y el respeto que nos tenemos".

Óscar desde 2003 se convirtió no solo en su mánager sino en su 'hombre para todo'. En aquel entonces un intento de robo fue la 'desgracia' que provocó que la artista y el entonces mosso d'esquadra unieran sus vidas para siempre. "Que robaran en casa ha sido una de las mejores cosas que me han pasado en la vida, porque desperté de golpe ya que vivía la vida solo para trabajar", comentaba la catalana en una entrevista.

Para la cantante este su segundo divorcio, la catalana ya estuvo casada con Cristóbal Sánsano de 1998 a 2002.