Paula Echevarría vivió este miércoles uno de los momentos más difíciles de su carrera cuando tuvo que contestar a las preguntas que los más de cincuenta medios convocados para la presentación de su perfume le lanzaban sin parar sobre su separación de David Bustamante.

La actriz ‘capeó’ la situación muy profesionalmente pero la tensión le pudo y tuvo que abandonar unos minutos el evento al borde del llanto. Más tarde, Paula regresaba a casa, a donde poco más tarde llegaba David, muy posiblemente, para hablar de cómo lidiar con la situación a la que ahora la pareja se enfrenta.

La charla fue larga y tendida porque el cantante pasó allí largo tiempo y, una vez abandonó el domicilio familiar, no tardó en llegar a manos de Paula un ramo de flores cuyo remitente no se ha hecho público.