Miki ha conseguido revolucionar por completo Eurovisión 2019. ¿El motivo? El joven catalán sufrió una pequeña encerrona durante la retransmisión de la semifinal, a la que asistió como invitado ya que como representante de España, unos de los países que forman parte del ?big five? del certamen, participa directamente en la final.

Y es que en un momento del directo, Miki tenía que hablar con el presentador de la gala. Lo que no se esperaba es que este sacara una foto suya a torso descubierto donde presumía de abdominales. El cantante se puso rojo y de todos los colores y reconoció que esa era una imagen de su antiguo Instagram que todavía sigue rodando por las rede sociales.

Aun así consiguió revolucionar por completo a todo el público que no dudó en alabar el físico del extriunfito. Un físico que, como hemos visto, trabaja mucho en el gimnasio y es que para darlo todo sobre el escenario no solo tiene que cuidarse vocalmente, sino también físicamente.