Miguel Bosé lleva su vida privada en la más estricta intimidad. Tanto es así que es ahora cuando gracias a Carmen Rigault de ‘La Otra Crónica’ ha sacado a la luz que el cantante ha roto con su novio, Nacho Palau, y entre ellos se han repartido a sus cuatro hijos.

Una drástica decisión que, según ha publicado la columnista, ha sido complicado de tomar: “No les quedó otra opción que repartirse los críos: dos para Miguel y dos para Nacho. Hoy los hermanitos se echan de menos, pero sus papás suplen esas carencias con largas sesiones de amor y Skype”.

Por parte de los protagonistas no hay una confirmación oficial ya que ninguno de ellos ha querido pronunciarse al respecto, de ahí que se desconozcan los motivos que han llevado al cantante y a su ya expareja a tomar esta decisión.