Miguel Ángel Silvestre ha hecho una visita exprés a España para promocionar un corto de Springfield, aprovechando un descanso en el rodaje de su serie Sense 8, que le obliga a viajar por toda Europa.

Durante la presentación ha atendido a la prensa tan encantador como siempre, aunque ha esquivado a la perfección las preguntas sobre su relación con Albania Sagarra. "Estoy enamorado de mi padre", decía el actor cuando se le preguntaba.

Aunque sí se ha sincerado sobre otras cosas, como por ejemplo, que solía ligar por las redes sociales. También ha hablado sobre sus ganas de ser padre y, viendo la cara que pone cuando está con sus sobrinos, está claro que ese papel le sentaría como un guante.