Sabíamos que la ruptura entre Miguel Ángel Silvestre y Blanca Suárez iba a traer cola, y más si como ha ocurrido la actriz se ha lanzado a los brazos de otro guapo del panorama celebrity, Dani Martín.

Pues bien,  si durante su relación vimos llorar a Blanca en varias ocasiones tras alguna de sus sonadas discusiones, como fue fotografiada a lágrima viva por las calles de Nueva York, ahora resulta que es MAS la parte sensible y afectada. El actor de Castellón  es el que más está sufriendo la ruptura, y de momento no tiene las miras puestas en otra mujer.

En este tiempo de 'luto', parece que Silvestre se ha centrado en divertirse junto a dos amigos muy especiales: Raúl Arévalo y Pedro Almodóvar. Con ellos entabló una estrecha relación tras compartir rodaje en 'Los Amantes Pasajeros', pero el que realmente está apoyando al actor es el director manchego.

MAS suele ir a comer a casa de Pedro muchos fines de semana, especialmente los domingos. El director y su pareja quieren mucho al actor e intentan apoyarle y animarle siempre que pueden.