Blanca Suárez y Mario Casas han estado compaginando a la perfección su vida laboral con su vida privada.

Parece que entre tantos rodajes, el gallego ha querido aprovechar el finde y ha cuadrado una perfecta cita para poder verse con la madrileña.

Y es que esta vez, la pareja ha sido vista por las calles de Toledo disfrutando de una escapada muy romántica.

La actriz llevaba un increíble vestido de terciopleo burdeos de manga corta, lazo a la altura de la cintura y escote V. Un look que ha completado con varios accesorios de oro para sorprender su chico en esta noche inolvidable de verano.

Justo después de este reencuentro, la actriz ha publicado una imagen que ha titulado "soy un doriyaki relleno", una publicación que ha completado en su Stories escribiendo: "mis tres corazones laten fuerte". De ahí que sus seguidores rápidamente se hayan lanzado a pensar que la intérprete podría estar embarazada de gemelos, nada más y nada menos. ¿Sería esta la intención de Blanca? ¿O se está refiriendo a otra cosa?