Marisa Jara tuvo que ser intervenida de urgencia de un tumor. Lo único que sabíamos de la operación fueron las palabras de su representante que aseguró que se encontraba “estable y recuperándose”.

Ahora la modelo ha publicado una foto desde su cama del hospital, donde aparece haciendo la señal de la victoria: "¡Buenos días, amores! Me estaba haciendo unas pruebas ginecológicas para ser mami y nos hemos encontrado con un tumor de 6x8 en el estómago que me extirparon el lunes y que se ha llevado parte de mi colon porque estaba pegado. Ahora falta esperar que analicen el bicho. ¡Millones de gracias a todos por vuestros cariñosos mensajes y por tanto ánimo!".

Un duro momento que llega tan sólo un año después de haber superado sus problemas con la bulimia, tal y como ella mismo reveló en su libro ‘La talla o la vida”.