La popularidad de Mario Casas es innegable, de ahí que, tal y como recoge LOC de El Mundo, el resto de los hermanos se hayan subido al carro para sacar la máxima rentabilidad posible al clan.

Está claro que el mayor y el cuarto de los hermanos, Óscar, son los artistas de la familia, por lo que Mario decidió abandonar a su representante para que fueran Sheila y Christian los que tomaran las riendas de su carrera profesional, así como también la de Óscar.

Ahora los dos hermanos protagonizan junto a Dalianah Areikon la nueva campaña de Springield, un contrato conseguido por sus otros dos hermanos. Y es que nada mejor que llevar los negocios en familia para que todo quede en casa.

Mario y Oscar Casas | Gtres