Celebrities » De aquí

El lado más maduro de mario

Mario Casas saca su lado más 'malote' para la revista Mine

A punto de cumplir 30 años, Mario Casas ha cambiado mucho en estos últimos años y ya no es el típico guaperas que traía a todas las chicas locas. El actor ha madurado mucho personal y profesionalmente, algo que ha reflejado en la entrevista que ha concedido a la revista Mine donde habla de sus nuevos proyectos y su vida íntima, a la vez que posa en una sesión de fotos muy sensual.

Mario Casas saca su lado más sensual

Mine Mario Casas saca su lado más sensual

Publicidad

Mario Casas para la revista 'Mine'

Mario Casas ha evolucionado mucho desde que se dio a conocer cuando solo era un chico guapo que enamoraba a todas las chicas que pasaba por su lado. El actor se encuentra en una etapa personal y profesional mucho más madura, algo que se refleja en su relación con Berta Vázquez y en las nuevas películas que está rodando como el film de Atresmedia Cine 'Toro' que está actualmente promocionando.

Así, Casas ha concedido una entrevista a la revista Mine y una sesión de fotos donde muestra a este nuevo Mario. El intérprete comenta que lucha por ser siempre mejor actor y estar a la altura de sus compañeros de reparto como José Sacristán o Luis Tosar: "Esta es una profesión de lucha constante y de reinventarme todos los días. En esta película quería trabajar muchísimo para por lo menos intentar estar a la altura de José Sacristán y Luis Tosar. Tenía que conseguir, que si ellos están en un 10, yo por lo menos a un 6 o un 7", asegura el actor.

Mario también ha comentado que el momento más difícil hasta la fecha fueron sus inicios pues cuesta aceptar que no le gustas a todo el mundo: "Quizá lo pasé peor cuando estaba empezando, porque resulta duro darte cuenta de que no puedes gustar a todo el mundo y que tu trabajo no llega a todas las personas, pero estoy orgulloso de ser una personas que se deja la vida en todos los proyectos".

Y concluye diciendo que a pesar de ser una de las personas más exitosas y famosas de nuestro país continúa siendo el mismo de siempre, fiel a los suyos: "Uno cambia, porque no es lo mismo estar en un sitio u otro. Pero mis amigos son los mismos de cuando tenía ocho años y tampoco me han dicho nunca que soy otra persona".

Publicidad