Este año Mario Casas ha robado el protagonismo a la mismísima Ana Obregón, la reina del posado del verano. El actor ha compartido con sus seguidores una imagen en la que está sin camiseta, como un marinero -moderno-, apoyado en la barandilla del barco y mirando al horizonte.

La foto está revolucionando las redes sociales y a los fans y seguidores del gallego, quien parece estar atravesando una de las épocas más felices de su vida. Después de unas vacaciones por Hollywood y de un año intenso de trabajo, Berta Vázquez y Mario fueron pillados disfrutando de las playas gaditanas.

La pareja está disfrutando de un éxito en sus carreras profesionales admirable, que añadido al amor de película que están viviendo, no nos extraña que se hayan convertido en una de las parejas más aclamadas en España.