Mario Casas ya no presume de torso al descubierto: ahora sus fotos dan escalofríos. Y es que el actor está rodando su nueva película, ‘El fotógrafo de Mauthausen’, en Budapest, donde se ve que hace un frío que pela.

Los escenarios que muestra Mario a través de su perfil de Instagram son desoladores. Entre eso y lo delgado que se ha quedado para interpretar este papel, la verdad es que da una penica…

Encima de todo echa de menos a los suyos, tal y como demuestra en una de sus últimas publicaciones donde le vemos junto a su hermano pequeño, Daniel: “Miss you dude!”, escribe Mario junto a la instantánea.

Y es que el mayor de los Casas debe de haberse puesto de lo más melancólico, y no es para menos si tienes que trabajar en la nieve en pijama. ¡Estará congelado!