Si hay algo que caracteriza a María Palacios es su discreción. Tras el fallecimiento de Álex Lequio el pasado miércoles en Barcelona, a los 27 años, tras una larga temporada luchando contra el cáncer; la mujer de Alessandro Lequio se ha convertido en un apoyo fundamental para su marido y para Ana Obregón.

Desde su regreso de Barcelona, hemos visto cómo María Palacios ha visitado a diario, junto a su marido, a Ana Obregón (que está actualmente en casa de su hermana Amelia, donde se siente más arropada), convirtiéndose así en unos pilares fundamentales para la actriz y presentadora.

Al igual que lo era para su hijo, Álex Lequio, que mantenía una estupenda relación con la mujer de su padre, con quien incluso acudió a algún evento público junto a ella.

Unos momentos muy complicados para la familia, que están intentando superar lo más unidos posible. Recientemente, varios medios nacionales, entre ellos Semana, conseguía las primeras declaraciones de María Palacios.

La mujer de Alessandro Lequio rompía su silencio. María Palacios ha revelado que prefiere no hacer declaraciones ya que: "Cualquier palabra se queda corta".

Seguro que te interesa...

Alessandro Lequio vuelve a casa de Ana Obregón sin desprenderse de la camiseta de su hijo que se puso el día de su muerte