Parece que este año no está siendo nada bueno para María José Campanario. Después de sufrir una aparatosa caída y tras la operación a la que tuvo que someterse por una hernia, la mujer de Jesulín de Ubrique se encuentra de nuevo ingresada.

La mujer del torero ha concedido desde la cama del hospital una entrevista a la revista ¡Hola! donde habla sobre la última "pesadilla" que ha sufrido. María José se encuentra ingresada debido a una infección que ha cogido después de que se contaminase una inyección que le pusieron tras sufrir una reacción alérgica.

"Me asusté cuando el médico vio con el ecógrafo lo que había ahí. Tengo que reconocer que me asusté, porque de verdad que no me imaginaba para nada que fuera a ser tan grande. Me pincharon por la mañana y por la noche, a las nueve, me operaron. Me abrieron la herida y me dejaron colocado un drenaje toda la semana... que aún llevo", confesaba Campanario al magazine.

Una racha bastante mala para la mujer del torero que aunque encuentre baches en el camino siempre cuenta con el apoyo de su familia en los malos momentos: "Ha venido toda la familia. Y ayer me trajeron a mi sobrinito, que era su cumple, así que fue mi mejor regalo".