Malú y Albert Rivera parecen no tener miedo a los cambios, y es que tras la polémica generada debido a que una de sus actuales arrendadoras considera que el precio que la pareja paga por su estancia en una lujosa mansión en la exclusiva urbanización de La Finca es casi 'de risa', la cantante y el político han decidido que su mejor opción es trasladarse a la casa que Malú compró el año pasado en cuanto terminen las reformas que se están llevando a cabo en la misma. "No he tenido nada que ver con este negocio ni con el irrisorio e insultante alquiler de 3,500 euros", aseguraba Yolanda García Cerejeda, una de las caseras.

El nuevo 'nidito de amor' de Malú y Rivera está conformado por nada más y nada menos que de 2.800 metros cuadrados de parcela y una vivienda de 583, situada en otra lujosa urbanización de Madrid: La Florida. La casa, además, se compone de tres plantas y cuenta con seis dormitorios y cinco cuartos de baños.

Con esta nueva adquisición, la cantante suma tres inmuebles en su poder, teniendo en cuenta una mansión en Majadahonda y otra en Aravaca, cuya propiedad comparte junto a su madre, Pepi Benítez.

Seguro que te interesa

Los graves problemas de Malú tras su aparición pública con Albert Rivera