Shakiray Gerard Piqué han aprovechado las vacaciones de Navidad para pasar un tiempo en familia y olvidarse de las preocupaciones que tanto les han acosado estos últimos meses. Los conflictos laborales en los que el barcelonés se ha visto inmerso últimamente, los problemas en la voz de la colombiana que le han obligado a posponer su gira y su crisis sentimental han hecho mella en la pareja.

Por eso decidieron alejarse de sus preocupaciones poniendo rumo a Nueva York donde disfrutaron de unas navidades a todo lujo. Aterrizaron el 25 de diciembre y la familia al completo, pues les acompañaban los padres y el hermano de la cantante, se alojaron en el St. Regis Hotel, uno de los clásicos de la ciudad donde la colombiana ya se había alojado anteriormente.

Aunque intentaron pasar desapercibidos por la Gran Manzana llevando las caras tapadas, fueron reconocidos por muchos fans quienes le pidieron fotografías y autógrafos. El mismo día de su llegada fueron a ver un partido de los Knicks donde fueron pillados por las cámaras, pero lejos de incomodarse, la familia entera posó para la foto.

Shakira y Piqué en Nueva York | Gtres

También disfrutaron de un partido de hockey sobre hielo disputado entre los Washington Capitals y los NY Rangers. Tampoco faltó la obligada visita al Museo de Ciencias Naturales, famoso por sus huesos de dinosaurio y por su colección de piezas del Antiguo Egipto. Además, pasaron por Broadway para ver el musical de 'Aladdin', sin embargo, la madre de Shakira tuvo un pequeño accidente y se lastimó la pierna.

Después de su idílica estancia en Nueva York, la familia Piqué-Mebarak volvió a España para pasar la Nochevieja en su casa de Bolvir, construida hace poco más de un año. Allí disfrutaron de la tradicional cabalgata de los Reyes Magos donde los hijos de la pareja pudieron transmitir sus deseos a los sabios de oriente. Desde allí, la familia nos felicitó el Año Nuevo y pusieron broche a unas Navidades perfectas disfrutando del paisaje nevado.