Blanca Suárez parecía haber roto su relación con Joel Bosqued. Que él la dejara de seguir en Instagram y que ya no se dejaran ver juntos, parecía la clave para llegar a la conclusión de que su historia de amor había llegado a su fin.

Por otro lado, la actriz fue pillada recientemente saliendo de su casa a horas tempranas junto a Mario Casas, además, habían sido pillados en alguna que otra ocasión en las últimas semanas cenando juntos y prodigándose muestras de cariño.

Pero esta misma semana veíamos a Joel entrar en casa de Blanca cuando ella no estaba en casa y, después de dos horas, volver a salir sin nada en las manos, por lo que a por cosas suyas no había vuelto. Por otro lado, también estos días hemos pillado a Mario acompañado de una morena con la que se hacía alguna que otra carantoña. ¿Qué está pasando aquí?

Sea como sea, lo que la intérprete tiene claro es que quiere quitarse de en medio y por eso hemos podido verla en su Instagram dentro de un coche, sentada en el asiento del copiloto y mirando hacia el infinito. Junto a la imagen ha escrito: “En mitad de ninguna parte”. Lo que no tenemos claro es si está o no acompañada, ya que en el asiento del conductor no aparece nadie. ¿Más vale sola que mal acompañada?