Lorena Castell ha hecho partícipes a sus seguidores de todos los avances que sufría durante su embarazo, y ahora que ya tiene a su pequeño en brazos, quiere seguir haciéndolo.

La presentadora ha querido compartir con sus seguidores la evolución que ha sufrido su cuerpo tras las primeras semanas postparto. Ha sido en Instagram Stories dónde ha mostrado el temido momento de pasar por la báscula.

"La hora del peso, dos semanas después del parto. A ver cuánto peso? Atención, antes del parto pesaba 75 kg, ahora peso... Sí, hombre, pero si he perdido poquísimo, ¿en serio?" relataba algo decepcionada al ver los poco que había perdido.

Sin embargo, la doctora que la acompañaba ha querido tranquilizarla informándole de que antes contaba con 26 kilos de grasa y ahora son 19,7, una cifra bastante positiva.

''Ahora lo que tenemos que hacer es tirar de esa grasita para abajo'', le ha indicado la médica.

Algo que la presentadora ha terminado celebrando: "¡Sigo estando fit!", afirmaba de lo más contenta.

Lorena ya se había atrevido a mostrar el aspecto de su cuerpo tan solo dos días después del parto, y se tomaba con humor la hinchazón de sus tobillos, cara y tripita.