Estamos en primavera, y mayo es mes de las ‘BBC’: bodas, bautizos y comuniones. Por eso algunos son portada de las revistas de esta semana.  Jacobo Fitz-James Stuart, nieto de la duquesa de Alba, se casó en el Palacio de Liria con Asela Pérez Becerril.

Debo confesar que me ha llamado mucho la atención el atuendo ‘bodil’ de los novios, los cuales, habitualmente, van de boho-chic... Pero como se han casado en el palacio de la abuela, han recurrido a lo más clásico, casi rozando lo rancio, teniendo como resultado una mezcla de artificialidad y disfraz.

Todo esto lo digo porque sino no se entiende que el novio lleve un chaleco que parece sacado de un retal de las cortinas de Liria, con un bajo del pantalón extra largo; y que la novia, que ha dejado su habitual (y horroroso) atuendo de colorines, rayas y cuadros, se ha embutido (nunca mejor dicho) en un modelo de Caprile, dicen que inspirado en los cuadros de Zurbarán. Con lo poco que cuesta ser normal…

¿Quieres ver la entrada completa? Entra en el Blog Sin Azúcar