La galería de cristal del Palacio de Cibeles abrió anoche sus puertas para convertirse en el idílico escenario en el que se celebró la Cena de los Nominados a los Premios Goya 2016, gala que se celebrará el próximo 6 de febrero.

Los invitados pudieron degustar un menú compuesto por crema de tirabeques y puerros confitados, un tartar de ventresca de salmón ahumado , guacamole y algas como primer plato, carrillera de buey estofada con crema de patata y germinados de espárrago verde como segundo, y de postre, pastel de hojaldre con yema tostada y manzana.

Por la alfombra roja pudimos ver desfilar a muchos de los que optan a hacerse con un galardón. Así, Natalia de Molina lució un vestido de pequeños volantes superpuestos en tonos blancos, grises y negros diseñado por Paula K, o Inma Cuesta con un esmoquin blanco firmado por Escada. Tampoco faltaron Leticia Dolera, con pantalón culotte y crop top en negro, e Irene Escolar, con mono de espalda descubierta y pantalón palazzo.

Los chicos también acudieron a la cita, y así pudimos ver a Álex García, Asier Etxeandía, Daniel Guzmán, Miguel Herrán o Javier Cámara posadon para las cámaras.