Leticia Dolera ha revolucionado las redes sociales después de que haya sacada a la luz una carta publicada en Eldiario.es en la que confiesa los abusos sexuales que ha vivido a lo largo de su carrera cinematográfica.

Recuerda que con 18 años fue un director el que le tocó la teta: “Eres un cerdo (le contesto). Y me callo para dejar paso a los comentarios de mis compañeros adultos, pero… silencio otra vez. Están ocupados buscando su dignidad en el fondo de sus copas”. No interpuso denuncia: “Hoy la pondría. Y también le tiraría el cubata encima”.

El segundo acoso sexual llegó diez años después, a sus 28, cuando se encontraba rodando en Francia y el actor con el que compartía escena le tocó el culo: “Lento, se toma su tiempo, yo me quedo de hielo, no reacciono, no puedo entender que esté teniendo la poca vergüenza de hacer eso ahí en medio”, relata la actriz.

Así Leticia argumenta a continuación cómo la sociedad normaliza constantemente comportamientos machistas, desde estadios de fútbol en los que se leen pancartas con ‘Shakira es de todos’, a hombres que te “arriman la cebolleta” en el metro, o la tranquilidad con la que leemos en la prensa los casos de la violencia de género o los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas.