Laura Matamoros está disfrutando muchísimo de su embarazo. La influencer se encuentra en la recta final y pronto la veremos feliz con su primer hijo junto al chef Benji Aparicio.

Por lo que hemos podido ver uno de sus últimos antojos ha sido ir al restaurante Diverxo, de Dabiz Muñoz, del que ha dejado constancia en sus redes sociales: “Aquí tenéis el mejor restaurante del mundo… BESTIAL”.

Una ‘infidelidad’ culinaria a su chico, propietario del restaurante ‘No Name’. Y es que por lo que se ve Laura disfrutó mucho de la experiencia en el restaurante del marido de Cristina Pedroche.