Parece ser que las buenas intenciones del novio de Laura Matamoros, Daniel Illescas, están en entredicho. El influencer ha vuelto a viajar a Kenia como parte de la labor humanitaria que realiza con la Asociación Índigo, la cual trabaja para ayudar a los más desfavorecidos.

En esta ocasión, Illescas participa en la construcción de comedores para niños, pero más allá de su gran labor humanitaria, ha comenzado a recibir un gran número de críticas.

Y el motivo tiene que ver con que muchos ven en las imágenes tan positivas y bonitas que comparte, y en las que muchas veces sale rodeado de niños africanos, una estrategia para conmover y así ganar más likes. Entre otras cosas, hay usuarios de las redes que acusan al influencer de usar a los pequeños como "atracción turística" y así aprovecharse de ellos.

 

¿Se pronunciará el actual novio de la hija de Kiko Matamoros sobre esta acusación?