Laura Matamoros ha viajado recientemente a Argentina donde ha vivido unos días inolvidables junto a su chico, Daniel Illescas. Tras su vuelta, la influencer ha estado una semana sin publicar nada en Instagram, pero ahora ha regresado con una imagen junto a un comentario que no ha gustado nada a sus haters.

"Pues sí, me he tomado una semana de descanso", escribía la hija de Kiko Matamoros junto a una foto en la que aparecía con cara de no haber roto un plato. Rápidamente sus detractores se le han echado encima dejándole comentarios del tipo: "A cualquier cosa lo llamamos trabajar" o "Unas vacaciones para alguien que siempre está de vacaciones".

En estos días también ha salido a la luz que Laura y Daniel no tendrían una relación tan idílica como nos quieren dejar ver a través de redes sociales. Parece que la pareja también discute mucho y es que la convivencia no está siendo fácil.

Illescas se mudó de Barcelona a Madrid para estar junto a su chica, donde viven en el piso que ella tenía alquilado, algo que no estarían llevando del todo bien. Y es que la pareja habría discutido ante testigos en la boda de María Pombo y también durante su viaje a Argentina, aunque a pesar de sus broncas sí es cierto que estarían muy enamorados.

Laura regresaba de Argentina justo a tiempo para recoger a su padre del hospital, después de que fuera dado de alta tras pasar por quirófano para ser intervenido de urgencia por los tumores que le encontraron en la vejiga. Un mal trago del que el colaborador televisivo parece ya recuperado, por lo que este fin de semana viajaba a Melilla para apoyar a su novia, Marta López, en la final del certamen de belleza Miss World Spain, del que fue protagonista por su surrealista respuesta a la pregunta que le lanzó el jurado.

Seguro que te interesa...

Así ha sido la salida del hospital de Kiko Matamoros acompañado por su hija, Laura Matamoros, y el novio de esta