Lara Álvarez ha querido pasar la Semana Santa rodeada de los suyos en Gijón, donde la hemos podido ver a través de las redes sociales junto a su familia y amigos, además de con su perro Choco.

Y es que tras su ruptura con Fernando Alonso, Lara se ha convertido en el centro de todas las miradas. Además, la presentadora tuvo que recomponerse del susto que se llevó tras ver cómo su ex protagonizaba un aparatoso accidente durante una carrera, por lo que no dudó en llamarlo y asegurarse de su estado.

Lo cierto es que parece que Lara no pierde la sonrisa en ningún momento, sobre todo si está junto a su mascota, en la que vuelva ahora todo su ‘amor’, como bien podemos ver en esta foto que ha publicado en su Instagram bajo el título: “Placeres de la vida…”.