Alfred y Amaia se han convertido en los protagonistas de la gran ruptura del año después de las imágenes que esta semana publicaba en exclusiva la revista Lecturas, donde podíamos ver al catalán llorando a lágrima viva mientras Amaia trataba de calmarlo.

Quedaba claro quién había tomado la decisión de romper y, aunque Amaia se marchó a casa en taxi después de la tensa situación en la que ya no sabía qué hacer ni decirle al que fuera su novio para dar por zanjado lo suyo. Ahora el paparazzi encargado de grabar estas imágenes, Enric Bayón, ha contado todo lo que todavía no hemos visto. ¡Dale al play!