Estos frascos de amor suprarreciclados serán siempre bienvenidos se lo entregues a tu amigo, marida, crush o como sea que llames a tu persona especial.

La clave es buscar botes de cristal bien pequeños. Recordemos que el factor miniatura siempre hace ganar puntos en términos de monería.Y también, imprimir el texto con una tipografía interesante, añadir un mensaje con el que sepas que conectará la persona que lo recibirá... vamos, parar un rato y ponerle cariño al tema.