Miguel Ángel Silvestre perdía el año pasado a su padre de forma inesperada después de tiempo luchando contra una larga enfermedad, aunque el actor le tiene siempre muy presente.

Así, ahora que acaba de ser galardonado con el Premio GQ al mejor actor nacional, no ha podido evitar recodarle. "Le hecho mucho de menos, mucho. Es una sensación muy rara la pérdida de un tótem en tu vida tan especial", ha confesado Miguel Ángel. "Pasas de ser joven a ser mayor, y es una sensación muy rara porque en verdad la edad es la misma. Pero mucha gente sabe lo que significa eso y los que no, se lo pueden imaginar".

De hecho, el actor también le dedicó el Premios Ondas que ganó hace poco:"Ese día era el cumpleaños de mi padre y tengo la sensación de que él, de alguna manera, está convenciendo a todo el mundo como para que me dieran ese premio y para que ahora me den este. Nunca le pude dedicar nada... pero bueno, hoy ya veré, improvisaré algo", ha asegurado emocionado sobre el escenario.

En los Premios, Miguel Ángel coincidió con dos de sus grandes amigas y amores televisivos, Amaia Salamanca y Paula Echevarría, con la que últimamente se ha visto envuelto en una polémica después de los rumores de una supuesta infidelidad de la asturiana durante su matrimonio con David Bustamante.

Seguro que te interesa...

Las palabras de Miguel Ángel Silvestre sobre lo que pasó con Paula Echevarría