Kiko Rivera está disfrutando a tope de la Navidad. Recientemente el hijo de Isabel Pantoja ayudaba a los niños a cumplir sus deseos navideños convirtiéndose en un cartero real de los Magos de Oriente en la localidad de Guillena, en Sevilla.

Pero lo que más ha llamado la atención no ha sido que el Dj se haya convertido en uno de los encargados de recoger las cartas que los niños han escrito a los Reyes Magos sino el sorprendente maquillaje que llevaba

Y es que Kiko apareció con maquillaje en dorado tan oscuro que más que un paje real parecía el mismísimo Baltasar. Un maquillaje que hizo que las redes se plagasen de comentarios preguntándose por qué Kiko había decidido pintarse así.