Kiko Rivera ha sido amenazado de muerte a través de unos mensajes en Instagram al publicar una imagen donde se le veía pinchando en uno de sus eventos. El DJ ante estas amenazas se ha puesto en manos de sus abogados para saber qué medidas legales pueden llevar a cabo, el hijo de Isabel Pantoja no está dispuesto a que estos tremendos mensajes no tengan su castigo.

Pese a esta espeluznante situación, Kiko está pasando por un momento muy bonito: su mujer Irene Rosales vuelve a estar embarazada. El DJ ha compartido en redes sociales una instantánea con un tierno mensaje donde aparece acostado sobre la barriguita de su mujer: "Ya te siento… y ya te amo sin verte. Amor de padre!".

Además, hace poco se sometió a una operación de estómago para ayudarle a perder algún que otro kilito, una iniciativa que, según ha dicho, ha sido "la mejor decisión de su vida" e, incluso, ya hemos podido empezar a ver los resultados.