Kiko Matamoros parecía estar recobrando la felicidad al lado de la modelo Marta López Álamo tras su mediático divorcio con Makoke. Sin embargo, la vida le ha dado un nuevo revés, y es que el colaborador televisivo acaba de confesar en exclusiva para la revista Lecturas, que ha sido diagnosticado con unos tumores en la vesícula de los que deberá ser operado con urgencia.

"Un día, hace un mes, me desperté de madrugada en medio de un charco de sangre y me levanté con ganas de orinar y, horrible, todo sangre, con coágulos… Aguanté el chaparrón como pude", ha relatado en una entrevista concedida al medio.

Además, Matamoros ha asegurado que se pone en lo peor ya que "los médicos no son muy optimistas". Unas duras palabras que hacen patente la gravedad de la situación. Sin embargo, el ex de Makoke tiene la suerte de contar con el apoyo de su chica, a la que está más unido que nunca: "Ella fue la primera a quien se lo comuniqué. Me agobié, porque vaya marrón le ha caído a la pobre", ha explicado.

Además, Kiko también ha asegurado que ya ha informado a algunos de sus hijos, concretamente a Laura y Anita, las únicas con las que mantiene relación de momento. Y según ha indicado, la joven de 19 años y fruto de su matrimonio con Makoke es la que peor se lo ha tomado, quedando devastada y muy preocupada por el diagnóstico de su padre.

De momento, el colaborador televisivo ha disfrutado de unas vacaciones en Colombia con Marta antes de pasar por quirófano.