Kiko Jiménez asegura haber pasado una de las noches más horribles de su vida después de estar una noche en el calabozo tras ser detenido por desacato a la policía.

Al parecer, tanto él como su ahora novia, Sofía Suescun, no siguieron las indicaciones de la policía cuando fuero parados en un control policial en Marbella. Por lo visto se negaron a identificarse alegando que eran de sobra conocidos como para enseñar su DNI, por lo que finalmente Kiko acabó siendo detenido. Por este delito el ex de Gloria Camila podría pasar de tres meses a un año en prisión.

Después de que Sofía se haya paseado por los platós de televisión contando la dramática noche que vivieron, ahora ha sido Kiko el que ha querido dar su versión de los hechos de lo que considera una injusticia.

“Hay muchas injusticias en la vida y esta ha sido, a mi parecer, una de ellas”, asegura. Pero el joven se muestra optimista y está dispuesto a luchar: “Confío en la justicia, estoy un poco a disgusto con la situación, pero esperaremos a que se resuelva todo”, sentenció.

Y es que Kiko no quiere hablar más de la cuenta puesto que prefiere que todo este asunto se resuelva por la vía judicial.

Seguro que te interesa...

Las imágenes que confirman que Kiko Jiménez y Sofía Suescun están juntos