Javier Sánchez Santos, el supuesto hijo secreto de Julio Iglesias, ha presentado esta mañana una demanda de paternidad y pruebas de ADN para determinar de una vez por todas que el cantante sí es su padre y que su madre dijo lo verdad en todo momento.

En la demanda se ha determinado que el artista tiene un 99,99 por cien de posibilidades de ser el padre del valenciano. Javier ha acudido esta mañana a la Ciudad de la Justicia de Valencia donde, por primera vez, ha hablado ante los medios sobre este tema. Éste ha confesado que lo que más le duele es la actitud negativa que Julio ha tenido todos estos años: "Han pasado veintisiete años para poder conseguir una prueba de ADN. Siempre ha rechazado hacérsela voluntariamente. La prueba indica que Julio Iglesias es mi padre biológico y que mi madre dijo en todo momento la verdad".

Pese a la negativa del padre de Enrique Iglesias, Javier ha asegurado que no le guarda rencor: "Todavía tiene tiempo para rectificar. Es el momento de que dé un paso adelante", ha dicho a los medios.

Ahora, la demanda está en espera para su admisión a trámite. Aunque aún no se ha confirmado si la prueba es del mismo cantante o de alguno de sus hijos, su abogado tiene claro que si hay algo en claro es que Julio es el padre de su cliente: "Lo que sí es un hecho biológico y científico es que Javier es hijo de Julio Iglesias, por lo que ahora esperamos que la justicia acompañe esta verdad científica. El resultado de las pruebas ha sido tan alto que ha sido lo que ha hecho que presentemos de nuevo la demanda para que el procedimiento se abra y haya respuesta judicial en sentido afirmativo", un largo proceso que "podría resolverse dentro de cuatro o cinco años".

Por el momento, solo queda esperar a la decisión del juez. En el caso de que rechazara la admisión a trámite de la demanda, el abogado de Javier ha asegurado que recurrirá a la Audiencia Provincial, Tribunal Constitucional e Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estraburgo si así fuera necesario. En el caso de ser aceptada, Julio, tendrá que someterse a las pruebas de paternidad, aunque si éste no se presentase podrían pedir el de sus hijos e incluso exhumar el cuerpo del padre del cantante.