Julián Contreras y sus hermanos Francisco y Cayetano Rivera tienen una relacion nula desde el año 2015 después de que Julián concediera una entrevista en un programa de televisión tras acudir a la boda de su hermano Cayetano y Eva González, contando detalles que no les sentaron muy bien a los toreros: "Abandonamos el convite en silencio y con lágrimas en los ojos", decía el hijo pequeño de Carmina Ordoñez.

Desde ese momento la relación entre Julián y los Rivera es inexistente, un hecho que éste quiere cambiar. Ha sido la despedida de su hermano de lo ruedos lo que le ha hecho recapacitar y darse cuenta de que la situación familiar necesita mejorar: "Con la despedida de Fran he sentido una sensación agridulce. Tengo pena porque son mis hermanos. No se me ha pasado por la cabeza llamar a Fran porque entiendo que si yo pide que me respeten, tengo que respetar la decisión de los demás", decía Julián.

Él asume su parte de culpa asegurando que ha cometido muchos errores pero que está dispuesto a sentarse a hablar con sus hermanos: "Creo que he tenido muchos errores. Yo por mis circunstancias me aislé. Quiero volver a tener una relación con Fran y Cayetano, no quiero vivir en la mentira y decir que hay buena relación porque no es así".

Hace un año, Julián ya dijo que tenía la esperanza de arreglar las cosas pero que él no sería el que diera el primer paso: "Eso no depende de mí exclusivamente, yo no soy artífice ni soy el hombre de paz. Yo no estoy en guerra con nadie, ya tampoco estoy en guerra conmigo mismo que era una de las que tenía y la vida es muy caprichosa y ya se verá, yo no estoy en contra de nada", aseguraba.