Desde hace un tiempo la pareja formada por Juan Betancourt y Rocío Crusset decidieron poner punto y final a su romance. Así, la modelo ha decidido poner tierra de por medio para olvidar al cubano trasladándose a vivir a Nueva York donde continúa con su carrera profesional.

Mientras tanto, Juan está en España y parece que, por su parte, ya ha pasado página. Betancourt ha querido empezar el verano antes de tiempo y se ha ido junto a un grupo de amigos a Ibiza donde ha disfrutado la isla de lo lindo.

El top ha subido varias imágenes idílicas de su viaje pero ha sido una imagen la que más ha dado de qué hablar. Y es que, la tronista Sophie Tatar ha subido una foto junto a él en la playa y los rumores sobre una posible relación de han disparado.