José Fernando, hijo de Ortega Cano y la fallecida Rocío Jurado, y su novia Michu se han comprometido de una manera muy peculiar: por teléfono. El motivo es que sigue en vigor la orden de alejamiento que le impuso el juez el pasado mes de enero y que el joven ya ha quebrantado hasta en cuatro ocasiones.

Ha sido la futura novia quien ha dado la noticia en una entrevista en exclusiva a Lecturas. La pareja formalizará su unión el próximo verano cuando José Fernando salga del Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios de Ciempozuelos donde ingresó el pasado mes de mayo para superar sus problemas mentales y de adicciones.

''José Fernando y yo somos muy felices. Queremos que nuestra hija vea en sus padres una unión fuerte. La base es el amor y, entre nosotros, hay mucho. Queremos legalizar nuestra situación, muchas veces no he podido visitarlo en el hospital por eso'', decía Michu claramente feliz por su reciente compromiso. También ha confesado que "la relación con la familia de José Fernando no es muy buena", y aunque sí se interesan por la niña, nunca hablan con Michu a quien culpan de los problemas que ha tenido el hijo del diestro en los últimos años.

Después de unos años difíciles parece que a José Fernando le empieza a sonreír la suerte, después de sus grandes esfuerzos por recuperar su vida. Además, las buenas noticias proliferan en la familia ya que Ortega Cano se casará con Ana María Aldón en los próximos meses.