La relación entre Rocío Carrasco y Antonio David Flores cada vez es más tensa. La hija de Rocío Jurado le interpuso a su exmarido una demanda donde le acusaba de haberla maltratado psicológicamente todo estos años.

Desde entonces, Rocío no ha dejado de ganar enemigos, el último en sumarse a la lista ha sido su tío José Antonio, quien ha dejado muy clara su postura en esta polémica. Ha confesado que no debió ayudar a su sobrina y que está arrepentido de haberlo hecho: "No debí haber declarado en el tribunal eclesiástico para apoyar a Rocío Carrasco. Me arrepiento de haber declarado a su favor. Yo mentí, por los demás no puedo hablar".

Según ha contado, el maltrato psicológico al que se refiere Rocío en la demanda no tiene ningún sentido: "Yo creo que un maltrato psicológico no tiene sentido, y menos como dicen que lo pide la demanda. Tú puedes ser testigo de un maltrato físico, o de un detalle concreto, pero a lo largo de 17 años, no hay testigos", decía José Antonio.

También se ha pronunciado sobre una noticia que conocíamos hace unos días: Rosario Mohedano va ser uno de los testigos que declarará a favor de Rocío: "Chayo se ha metido en este charco porque ella es demasiado buena persona y no sabe decir que no. El abogado de Rocío le preparará las preguntas, pero como testigo, tiene que contestar al abogado de la otra parte y ahí ya no sabes qué va a preguntar. Si Chayo ha visto ese maltrato, que lo declare".