Joaquín Sabina le ha pedido matrimonio a su pareja durante los últimos veinte años, Jimena Coronado. Así lo ha revelado su gran amigo Joan Manuel Serrat en el programa argentino 'Teleshow', algo que le ha costado una reprimenda por parte del cantante de Úbeda.

"Fue hace pocos días. Cuando pidió casarse a Jimena. Se arrodilló y le regaló un anillo…", confesó Serrat, a lo que Sabina le recriminó que eso no debía contarlo, aunque él mismo acabó diciendo: "Yo tengo 70 años, el día que la Jime cumplió 50 doblé la cerviz y en verso…".

Sabina y Jimena se conocieron en 1999 durante una entrevista en una habitación del hotel Sheraton de Lima, donde ella acudió como reportera gráfica. Desde entonces no se han separado, viven en Madrid donde comparten casa.

Este será el segundo matrimonio para el artista, que ya estuvo casado con Isabel Oliart, la hija del exministro de Industria de UCD, Alberto Oliart, fruto del cual nacieron sus dos hijas, Carmen y Rocío.