Celebrities » De aquí

no ha querido dar ningún tipo de declaración

Jesulín de Ubrique y María José Campanario se enfrentan a un nuevo problema

Es evidente que Jesulín de Ubrique y María José Campanario no están pasando por su mejor momento. Hace unos meses la mujer del torero fue ingresada en una clínica psiquiátrica debido a una enfermedad, luego, salió a la luz una supuesta obsesión de ésta con Belén Esteban y, ahora, se enfrentan a un topo en Ambiciones.

María José Campanario y Jesulín de Ubrique disfrutan de un día de playa con mucho amor

Gtres María José Campanario y Jesulín de Ubrique disfrutan de un día de playa con mucho amor

Publicidad

Parece que los problemas entre Jesulín de Ubrique y María José Campanario no dejan de sumarse… Desde que la mujer del torero ingresará en la Clínica El Seranil, hospital psiquiátrico en Málaga, debido a su enfermedad, fibromialgia, que padece desde hace ya algunos años, los problemas de la pareja han ido a más.

El diestro siempre ha mostrado su apoyo a su mujer en esta dura etapa e incluso fue el mismo quien tuvo que tomar la difícil decisión de ingresar a Maria José en este centro psiquiátrico. Este año ya van cinco las veces en las que ha tenido que ser hospitalizada: "Tengo que ingresar cuando ya no puedo soportar el dolor de mil cuchillos sobre mi cuerpo", confesaba Campanario.

Ahora se la acusa de estar obsesionada con Belén Esteban. Según ha desvelado el colaborados Kiko Hernández, la odontóloga ha ido guardando en el baúl de los recuerdos varias imágenes y reportajes de la 'princesa del pueblo': "Todo lo que sale desde hace muchísimos años. Todo lo tiene recortado, guardado y clasificado por fechas en cajas de zapatos debajo de su cama", ha asegurado.

Pero por si esto no fuera poco, un nuevo problema se suma a la lista de la pareja: un topo en Ambiciones, que ha filtrado intimidades del matrimonio. El torero por el momento no ha querido dar ningún tipo de declaración cuando varios medio han intentado hablar con él. Lo único que han obtenido es lo siguiente: "Solo hablo a las revistas que me pagan", ha dicho el padre de Andreita.

Publicidad